Valdemoro 918 952 309 - Las Rosas 913 130 873 info@dulcesilusiones.es
Cómo hacer galletas de jengibre

Cómo hacer galletas de jengibre

Si el post de las galletas navideñas anterior os pareció sencillo estas os van a enamorar.

Con apenas cuatro cosas y en pocos minutos podemos decorar galletas de jengibre y lucirnos con todos los seres queridos con un precioso regalo en estas fechas.

Debajo de todo tenéis la receta de Jengibre.

Vamos a adelantar un paso y vamos a hornear las galletas con los ojos puestos. ¿Cómo lo haremos? Con las galletas cortadas y antes de meterlas al horno, pondremos perlas de azúcar negras donde queramos los ojos de las galletas.

En este caso utilizaremos Glasa para decorar las galletas. Aquí tenéis el post de cómo hacerla. Tendremos que diluirla un poco con agua para que corra y nos sirva para esta decoración. La ponemos en una manga con una boquilla del 4 o similar.  Si no os acordáis como montar una manga pastelera podéis verlo aquí.

Para hacer mucho más sencillo el decorarlas primero con un rotulador comestible dibujaremos por donde decoraremos nuestra galleta. Al estar trabajando directamente sobre la galleta es rápido y nos vale de guía.

Con la manga repasamos el diseño que  y rellenamos hacia el borde de la galleta. Como si estuviera chorreada.

Para que quede completamente lisa  la superficie de la decoración, cogemos la galleta con dos dedos y con cuidado de no tocar la glasa y damos pequeños golpes con la galleta sobre la mesa hasta que se iguale. Si no ocurre, es porque a la glasa el hace falta un poco más de agual.

En este punto puede que detectes alguna burbuja en la glasa. Con la punta de un punzón especialmente diseñado para eso, pinchamos la burbuja y ésta desaparecerá.

Para acabar de decorarlas utilizamos botones realizados con molde de silicona y lazos. También hemos realizado hojas de acebo con fondant verde.

Para acabarlas, le hemos puesto coloretes. En este caso como estamos pintando la galleta misma, necesitamos un colorete rojo en polvo y no rosa como usamos normalmente.

Receta de Jengibre.

Ingredientes:

150 gr de mantequilla troceada

125 gr de azúcar moreno

75 gr de miel

1 cucharadita de bicarbonato

1 huevo

1/2 cucharadita de jengibre

1/2 cucharadita de levadura (polvo de hornear)

450 gr de harina de trigo

Preparación:

Colocamos la mantequilla, el azúcar y la miel en una olla a temperatura media. Calentamos removiendo hasta que se disuelva el azúcar y llegue a hervir. Retiramos del fuego y añadimos el bicarbonato. Dejamos enfriar.

Una vez enfriado añadimos el huevo batido, el jengibre, la levadura y la harina. Removemos todo hasta que quede una masa blanda y lo llevamos una hora a la nevera cubierta con film.

Extendemos la masa entre dos papeles de horno de unos 5 mm de espesor y utilizando un cortapastas de muñeco cortamos todos los muñecos y los colocamos en una bandeja de horno (con papel de horno para que no se peguen) dejando 2 cm de separación entre cada uno. Repetimos con la masa sobrante y volvemos a cortar. Salen aproximadamente 30 muñecos de unos 6 ó 7 cm.

Con el horno precalentado a 180 ºC las horneamos unos 8 minutos.

 

Cómo hacer glasa real

Cómo hacer glasa real

Hay muchas maneras de hacer glasa real. Hoy os enseñamos como hacemos nosotros habitualmente la glasa. Utilizamos polvo de merengue de Wilton, en nuestra experiencia nos ha resultado muy cómodo y práctico saber que cantidad exacta de agua utilizar para hidratarlo e incorporar el azúcar glas.

Ingredientes:

Lo primero que haremos es mezclar el azúcar glas con el polvo de merengue. Debemos tomarnos el tiempo necesario para que quede completamente integrado y lograr un buen resultado.

Una vez que están integrados incorporamos el agua templada y mezclaremos durante 7 o 10 minutos.

Os he incluido esta foto para que veáis cuando mezclamos poco y la glasa no es correcta. Muchas veces el error que se comete es dejar de mezclar antes de tiempo. ATENCIÓN: es mezclar no batir o motar no debemos incorporar aire a la preparación.

Podemos ver cuando la Glasa está lista que se queda bien blanca y brillante. A partir de este momento según para que lo utilicemos podemos incorporar más agua hasta llegar al punto deseado.

El aspecto es similar al merengue, pero si con una espátula o cuchara la movemos, veremos que es muchísimo más densa que el merengue. Lleva mucha cantidad más de azúcar y no partimos de claras montadas a nieve, por lo que aquí no hay aire ni debe haberlo. Además de que la glasa luego secará por completo convirtiéndose en azúcar dura. Esta glasa es firme y resistente y podemos utilizarla tanto para decorar galletas, como para hacer flores o decoraciones en tartas.

Para conservarla siempre debemos hacerlo en un tupper hermético, y antes de taparlo debemos poner film de cocina tocando toda la glasa sin que quede aire. Puede durar una semana en nevera sin problemas.

Merengue en 1… 2… 3… y ¿Por que no montan las claras?

Merengue en 1… 2… 3… y ¿Por que no montan las claras?

Si hay algo difícil  de lograr en repostería (o al menos para el común de la gente) es un merengue bien montado y que no se baje. Hoy os cuento el merengue sencillo, de toda la vida… en el que no se necesita nada más que claras, azúcar (la normal) y una pizca de sal.

Y ahora viene la pregunta… ¿cantidades? pues sencillamente así:

 50 gr. de azúcar por cada clara de huevo

 -¿Y si las claras las junté, o estoy usando las de bote? Entonces pesaré 32 gr. por cada una.

Montan más rápido si no están frías, pero montan igual si lo están.

Y aquí viene el primer error común: ¡poner el azúcar! Antes que nada hay que montar las claras a nieve, y es donde ponemos una pizca de sal. Particularmente aguanta más con crémor tártaro, pero como es un ingrediente que no tenemos siempre en casa, el merengue de la foto está hecho con sal.

Y comenzamos a batir, despacio y poco a poco aumentando la velocidad (se puede a mano, para los valientes que se atreven… pero el brazo acaba roto. Os aconsejo aunque sea una batidora de varillas eléctrica).

Y no paramos cuando veamos que están espumosas y blancas como en la foto… tenemos que seguir:

 ¿Hasta cuando?

Hasta que parece que la espuma se rompe (sin miedo que no se corta):

Y entonces, nunca antes… incorporamos el azúcar en forma de lluvia:

Seguimos batiendo hasta que se ponga brilloso y si queremos podemos incorporar algún aroma o color al final.

NOTA:

-¿Y por que las claras no montan?

-El factor más común por el cual las claras no montan es que tengan grasa, es decir o bien quedaran restos de yema o que el cuenco o varillas estuviera mal lavado. Es aconsejable utilizar siempre bowls de cristal o metal y no plástico, ya que es más sencillo quitar todo resto de grasa. También es imprescindible enjuagar bien y secar la superficie antes de comenzar.

¿Tienes alguna duda? ¡Pregúntanos en los comentarios!

Receta Muffins de Canela y Donut

Receta Muffins de Canela y Donut

Ingredientes para 14 cupcakes:

  • 1 ¾ tazas de harina de trigo
  • 1 ½ cucharaditas de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 1/3 taza de mantequilla, derretida
  • ¾ tazas de azúcar
  • 1 huevo grande
  • ¾ taza de leche

Para la cobertura:

  • ½ taza de mantequilla, derretida
  • ¾ taza de azúcar
  • 1 cucharadita de canela en polvo

Preparación:

Pre-calentamos el horno a 180ºC (150ºC horno de aire).

Preparamos el molde de cupcakes con las capsulas.

Mezclamos bien todos los ingredientes secos: harina, levadura, sal, nuez moscada y la canela.

En otro bol batimos los demás ingredientes, la mantequilla, el azúcar, el huevo y la leche.

Añadimos los ingredientes secos a la batidora, batiendo en velocidad baja, hasta que quede todo bien integrado.

Distribuimos la mezclas en las capsulas, llenando hasta ¾ parte.

Horneamos 18-22 minutos.

Para la cobertura:

Derretimos la mantequilla. Mezclamos el azúcar moreno con la canela. Untamos el cupcake con la mantequilla y le rebozamos en la mezcla del azúcar.

Los de las fotos están rellenos de mermelada de fresa, pero podéis rellenarlo de lo que más os guste.

Esperamos que os gusten!

Receta Ganache de Chocolate

Receta Ganache de Chocolate

Hoy os traemos las recetas de los tres tipos de ganache (negro, leche y blanco). Para hacer 500 gr. de ganache, cantidad necesaria para una tarta entre 15 y 18 cm. de diámetro.
  
Ingredientes para 500 gr. ganache negro:
250 gr. de chocolate 70% (de repostería, nosotros utilizamos Valor)
250 gr. de nata de repostería (al menos 35% de materia grasa)
Ingredientes para 500 gr. ganache con leche:
333 gr. de chocolate con leche (de repostería, nosotros utilizamos Valor)
167 gr. de nata de repostería (al menos 35% de materia grasa)
  
Ingredientes para 500 gr. ganache blanco:
375 gr. de chocolate con blanco (de repostería, nosotros utilizamos Valor)
125 gr. de nata de repostería (al menos 35% de materia grasa)
Procedimiento (para los tres tipos):
En una cacerola calentamos la nata hasta que llegue al punto de hervir,  la retiramos del fuego, añadimos todo el chocolate y mezclamos constantemente hasta que esté completamente disuelto el chocolate y el ganache homogéneo.
Es muy importante hacerlo de esta manera y no fundiendo el chocolate e incorporando la nata sin hervir, ya que así evitamos que se ponga mano el ganache. Y se podrá conservar dos semanas en nevera en perfecto estado.
 
Lo dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego lo ponemos en la nevera hasta el día siguiente. Luego se puede montar de la misma manera que la nata o utilizarlo directamente. 
 
Desde hoy en nuestra tienda:
Podrás encontrar los Chocolates Valor Profesional empaquetados en cantidades de 250 gr. para que te salgan las tartas igual que las hacemos en nuestro obrador.
 
Puedes verlos dando click aquí.
Receta de Swiss Merengue Buttercream

Receta de Swiss Merengue Buttercream

Hoy os enseñamos la receta de Swiss Merengue Buttercream básica.
 
Por supuesto se puede saborizar usando esencias, aromas, y pastas concentradas. Nosotros solemos utilizar Home Chef (si no las habéis probado este es el momento de que lo hagáis porque están increíblemente ricas, y veréis qué diferencia).
Ingredientes:
 
  • 4 claras de huevo
  • 225 gr. de azúcar blanco
  • 350 gr. de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 1 cucharadita de vainilla (o saborizante deseado)
 
Preparación:
 
Ponemos las claras de huevo en un cazo junto con el azúcar. Calentamos hasta alcanzar los 60ºC y mantenemos esta temperatura unos 4 minutos. (Si no tenéis termómetro para poder medirlo, podéis comprobar con los dedos, en el momento que ya no exista rastro del grano de azúcar está en su temperatura). No paramos de remover para que no se queme. Si tenéis miedo que se os queme, podéis hacerlo a baño maría tradicionalmente o en una cazo especial para ello.
 
Pasamos las claras al bol de la batidora y empezamos a montarlas. Tardarán un poquito. Cuando hagan picos blandos, comprobaremos la temperatura del bol. Si está caliente, seguiremos antes de añadir la mantequilla. 
 
Comenzamos a añadir la mantequilla batiendo a velocidad media. La mezcla se cortará a la mitad del proceso y parecerá que es un desastre pero al los 8-10 minutos se convertirá en el Buttercream.

A continuación podemos agregarle unas cucharadas de la pasta concentrada de Home Chef que queramos para darle el sabor deseado. Puedes ir probando y añadiendo hasta conseguir la intensidad que quieras, pero poquito a poco ya que no vas a necesitar mucha cantidad al ser muy concentrada.
 
Esperamos que os haya gustado la receta!