Valdemoro 918 952 309 - Las Rosas 913 130 873 info@dulcesilusiones.es
¿Cómo utilizar polvos de brillo?

¿Cómo utilizar polvos de brillo?

Muchos nos consultáis de qué manera se utilizan los polvos perlados o con brillo.
Como todo, o casi todo, no hay una única manera de utilizarlo. Aquí os enseñamos las dos que más utilizamos nosotros.

En “seco” es decir tal y como está en el bote. Lo utilizamos siempre y cuando este recién hecha la decoración con fondant que vayamos a realizar.
En el ejemplo podéis ver cómo lo hacemos con un esténcil. Aplicando con un pincel, al estar aún húmedo el fondant, el polvo se queda adherido solo.

Ten en cuenta de no aplicar en exceso, ya que cogerá lo que se quede pegado al mismo fondant. No hace falta agregar nada. Se queda solito. Vemos como queda perfecto.

La otra forma es mezclarlo con bebida alcohólica, cuanto más graduación mejor. Disolvemos el polvo en ella y con un pincel suave pasamos por toda la superficie, tantas veces como necesitemos mientras va evaporando el alcohol así vamos borrando las marcas del pincel.

Una vez seco logramos una superficie uniforme y perlada. Si son colores pasteles podemos partir de una base blanca que lograremos un acabado perfecto. Para colores oscuros necesitaremos teñir primero el fondant.

Esperamos que os sean útiles los consejos y os enseñamos aquí el surtido de brillos que comercializamos. Los imprescindibles son el blanco, oro y plata. .

 

¿Cómo elegir los colores en repostería?

¿Cómo elegir los colores en repostería?

Cuando os enfrentáis a realizar una decoración, una tarta o cualquier dulce a muchos de vosotros os surgen algunas dudas: ¿Qué colores utilizar? ¿Cómo combinarlos? ¿Cómo lograr luego el color elegido?

Intentaré daros algunas herramientas para contestar ahora las dos primeras preguntas y luego entraremos en cómo lograr esos colores elegidos.

Primero y antes que nada, exprimir Internet. Y cuando digo exprimirla no digo que miréis fotos de otras tartas, no. Que también vale, no digo que no debéis hacerlo pero quiero decir que va mucho más allá.

Cuando enseño a modelar, siempre enseño que nunca, bajo ningún concepto copiéis otro modelado. Quiero decir, si quiero modelar a Elsa de Frozen, no tengo que mirar el modelado que alguien ha hecho de la muñeca. Porque estaría copiando la interpretación de otra persona de ese personaje, junto con sus habilidades y sus limitaciones.  Siempre que queráis copiar o representar algo, iros a la realidad. Si queréis hacer una flor o una hoja bonita, realista… mirar si es posible una rosa de verdad y si no una foto de la rosa pero nunca otra rosa modelada.

Dicho esto, muchas veces nos nutrimos de ideas que vemos en tantas sitios que existen hoy, Instangram, Facebook, Flickr, Pinterest…. Y luego podemos hacer mil combinaciones de todo lo que vemos. Pero a la hora de elegir colores surgen las dificultades. Hoy os paso un par de herramientas para poder salvar esta dificultar muy sencillamente.

Primero por ejemplo en Pinterest en lugar de buscar fotos de tartas probar con las siguientes palabras:

combinaciones de colores, paletas de colores, pantones de colores, inspiración de colores

Si queréis mayores resultados buscarla en inglés:

palette color,  combination color, inspiration color

Obtendréis un resultado como este:

Si observáis el resultado veréis que todas las combinaciones están junto a una foto. Es decir son el resultado de descomponer los colores principales de la foto e identificarlos.

¿Por qué? Porque con la imagen estamos identificando algo que nos gusta, si la imagen nos gusta, la combinación de esa composición nos gusta y al extraer esos colores y utilizarlos para crear algo nos gustará del mismo modo que nos gustó la imagen.

Luego podemos detallar más la búsqueda y buscar colores cálidos, colores fríos, colores vintage, colores para bebés, para niños, para bodas y un infinito etcétera como por ejemplo esta búsqueda de colores vintage:

 

Eligiendo cualquier foto que nos guste y copiando los colores de la descomposición podremos trabajar como se ve en la imagen de la tarta de la izquierda, realizada con los colores de la foto de arriba. Queda igual de preciosa que la foto de las pajaritas. ¿Verdad?

Pero ¿Qué ocurre cuando tenemos una imagen que nos gusta, pero somos incapaces de descomponerla por colores?

Existe una página de Adobe de lo más útil: Adobe Color CC

En ella, podemos abrir la imagen que queramos, y descomponerla por sus colores.

Si damos a la rueda cromática de la derecha y elegimos crear desde imagen, seleccionamos la imagen y automáticamente lo descompone por sus colores.

Luego con el menú de la izquierda podemos elegir si queremos los claros o los oscuros de la imagen, los intensos o los apagados. O bien si movemos las marcas blancas sobre la foto, podemos elegir exactamente cual utilizar. Y ya tenemos los tonos a utilizar para nuestro proyecto.

Ahora bien sabemos que colores quiero, pero ¿Cómo los tiño? Pues tenemos una inmensa variedad de colorantes   y se pueden mezclar del mismo modo que cualquier otro tipo de pintura. Es decir, que puedo comenzar con los colores primarios: rojo – amarillo – azul y a partir de ellos crear nuevos colores.

Si os queréis adentrar en el mundo del color os dejo una página muy completa a la vez que clara sobre sus distintos aspectos. Es esta: FotoNostra

Y os pondré la relación de los colores con respecto a los colorantes en pasta de Sugarflair en función del círculo cromático básico:

Primarios:

1 Amarillo de Cadmio: Daffodil

2 Azul cobalto: Royal Blue

3 Rojo de Cadmio: Extra Red

Secundarios:

4 Verde: Party Green

5 Violeta: Grape Violet

6 Naranja: Paprika Flesh

Complementarios:

7 Verde Limon: Biter Lemon – Lima

8 Azul Ciruela: Eucaliptus

9 Cobalto Violeta: Deep Purlple

10 Magenta: Magenta

11 Bermellón: Scarlet

12 Amarillo de cromo: Egyptian Orange

Neutros:

13 Ocre: Autumn Leaf

14 Negro: Extra Black

15 Burt Siena: Chernut

16 Burt Amber: Spruce Green

Como siempre, si no sabéis como obtener algún color, no dudéis en consultarnos.

 

Caducidades en repostería creativa. ¿Cuánto dura lo que hacemos? ¿Cómo se conserva?

Caducidades en repostería creativa. ¿Cuánto dura lo que hacemos? ¿Cómo se conserva?

Una pregunta muy recurrente cuando damos clases es ¿Cuánto dura? Y realmente es complicado de responder. Sobre todo cuando comenzamos hace ya cinco años haciendo tartas en Madrid. Ni siquiera las inspectoras de Sanidad sabían decirnos cuanto tiempo duran las cosas que hacemos, y claro… en España poca bibliografía hay de estudios previos realizados al respecto. E incluso nos tocó mandar al laboratorio a analizar algunas de las cosas que elaboramos.

Pero después de estos cinco años con nuestros obradores y realizando tartas, cupcakes, galletas y demás dulces en nuestras mesas dulces en Madrid o en Ciudad Real podemos contaros que caducidades asignamos a lo que hacemos. También deciros que muchas de las cosas seguramente duren más tiempo, pero dentro de estos estamos completamente seguros de que están bien.

Os dejamos una tabla que esperamos que os ayude enormemente a estar seguros también vosotros a la hora de utilizar vuestras elaboraciones, en ella encontrareis la duración según la temperatura de conservación:

Para su correcta conservación debes tener en cuenta algunos factores:

Por una parte debes mantener los rellenos limpios y sin contaminar. Es decir que si tengo almíbar, o ganache no puedo conservarlo lleno de migas de bizcocho porque entonces si que se estropeará antes del plazo indicado.

También debes pensar que es una temperatura ambiente media, es decir que no puede ser pleno verano y al lado de la ventana al sol, siempre tiene que estar lo más fresco en la medida de lo posible. Hay lugares en los que la temperatura ambiente en invierno es más frio que la nevera.

Luego ten en cuenta siempre las caducidades de lo que estés utilizando. Si por ejemplo utilizo una nata que esta pronta a caducar, no puedo pensar que lo que elabore con esa nata va a durar más tiempo que su propia caducidad.

En el caso del ganache es muy importante dejar hervir la nata, sino no durará el tiempo indicado. Al igual que el Swiss.

No dudes en dejar tus consultas al respecto en los comentarios. Esperamos como siempre que nuestro trabajo y nuestra experiencia sea de gran utilidad para vosotros.

Cómo utilizar la extrusora (y que dure para siempre)

Cómo utilizar la extrusora (y que dure para siempre)

Como utilizar la extrusora (y que dure para siempre)

Foto: Extrusora

Creo que pocas cosas pueden volverse tan indispensables para quien hace tartas como una extrusora. Podéis verla en uso en el 90% de nuestras tartas.

Pero habitualmente nos comentáis que se os estropean, que cuesta que salga el fondant con algunos discos o situaciones por el estilo. Esperamos hoy resolver esas situaciones, y hacer así que vuestras extrusoras duren toda la vida.

 

Primero que nada debemos saber que la extrusora se desarma casi por completo.  Como podéis ver en la foto inicial. Comenzaremos a montarla colocando la rosca posterior que sujeta el émbolo.

Desenroscaremos por completo la extrusora para dejar espacio para colocar dentro el fondant.

Haremos un churro de fondant del largo de la extrusora y de menor diámetro. El fondant tiene que estar previamente amasado y lo untaremos con Crisco por fuera para que salga más fácilmente.

Colocaremos el fondant dentro, sin que sobre salga por la abertura. Debe poder introducirse fácilmente con el Crisco que hemos utilizado.

Elegiremos el disco a utilizar según el acabado deseado. Lo colocamos y por encima la rosca del otro extremo.

Para que salga el fondant con la forma elegida debemos hacer girar la pieza superior, el émbolo empujará el fondant y éste saldrá con la forma deseada. Pero ¡CUIDADO!, si el fondant no está muy amasado y está demasiado firme no saldrá, y romperá la extrusora.

Como podéis ver en la foto, son muchos los discos que podemos utilizar y cada uno dará diferentes resultados. Incluso el mismo diseño tiene varias medidas cada cual para el acabado final que busquemos.

Y esta es la parte fundamental de este trabajo. No solo necesitamos un fondant bien amasado necesitamos, una vez acabado el trabajo, demontar entera la extrusora y limpiarla por completo. Nosotros utilizamos un limpia biberones para hacerlo correctamente.

De esa manera puedes ver cómo queda impecable por dentro. No queda ningún resto de fondant que una vez duro impedirá su limpieza. Y os durará toda la vida!

Esperamos como siempre que nuestros consejos sean de gran ayuda para la creación de vuestros dulces y como siempre podéis dejar vuestras dudas en lo comentarios.

 

Cómo conservar el fondant

Cómo conservar el fondant

Esta es una consulta tan recurrente en nuestras tiendas por muchos de los que os adentráis en este maravilloso y dulce mundo de la repostería creativa, que he pensado que sería bueno daros todos los trucos por escrito. Para que vuestro fondant se conserve en perfecto estado hasta su último gramo. Por lo que allá vamos…

¿El fondant una vez abierto va en la nevera?

No, rotundamente no. Antiguamente todo el fondant era casero, y sí se guardaba en la nevera. Actualmente el fondant que se comercializa no necesita nevera, ni siquiera una vez abierto.

¿Cuánto dura el fondant?

El fondant dura lo que ponga el paquete, incluso comenzado el paquete. Siempre y cuando lo mantengamos limpio, y no lo mezclemos con ningún producto que sí caduque… por ejemplo si lo manchamos con algún relleno, no se podría conservar porque el relleno haría que se pudriera.

¿Cómo hago entonces para conservar el fondant?

  • Lo importante es que no se seque, por lo que tengo que resguardarlo del aire
  • Equivocadamente se piensa que en film de cocina se conserva bien, y no es así ya que el film con el tiempo deja que el fondant se seque. Si bien nos sirve para, por ejemplo, separar los colores, debemos luego guardarlo dentro de bolsas como las de congelar.
  • La mejor forma de guardarlo es dentro de bolsas que estén bien cerradas y a ser posible dentro de un tupper grande o un cubo de plástico. De esa manera si alguna de las bolsas se rompe, tiene la protección del cubo.
  • Si vamos a tardar mucho en utilizarlo un buen truco es hacer la bola de fondant que vamos a guardar untándole Crisco. Así quedará más hidratada. La cubrimos con film y luego, dentro de la bolsa.
  • Intenta no conservar fondant con CMC porque se quedará demasiado duro para volver a trabajarlo.
  • Lo tendremos a temperatura ambiente.
  • Nunca lo guardaremos si se ensució con cualquier materia grasa o que pueda estropearse. Siempre lo guardaremos limpio.
  • Y siempre nos servirá hasta la fecha de caducidad (Acostumbraros a poner en las bolsas la fecha del paquete que hemos abierto , así evitaréis dudas a la hora de utilizarlo.)

Trucos al volver a utilizarlo:

Os dejamos algún otro truco cuando volváis a utilizar el fondant guardado:

  • Si está muy duro o frío podemos ponerlo unos segundos al micro para que vuelva a coger temperatura y se ablande. Cuidado no os paséis, que se funde de dentro hacia afuera y quema mucho.
  • Si se rompió la bolsa y alguna parte se ha secado, cortar y retirar esa parte. No sirve que la mezclemos con el resto para recuperarlo. Si hacemos esto acabaremos con un fondant con tropezones de azúcar.
  • Si hemos realizado una pieza y al día siguiente nos damos cuenta que no sirve para lo que vamos a realizar, podemos sumergirla un momento en agua y retirarla, agregar Crisco y amasarla. Así recuperaremos ese trozo de fondant. Esto es muy útil si ya no me queda fondant del color de lo que tengo que repetir.

Esperamos como siempre que todos estos consejos os sirvan y así vuestro fondant dure mucho tiempo, para hacer vuestros trabajos perfectos.

Tiras verticales con fondant

Tiras verticales con fondant

A simple vista puede ser algo totalmente sencillo. Decorar una tarta con rayas verticales de fondant. Es elegante, simple, y luce mucho. Pero a la hora de la verdad, el cortar todas las tiras exactamente del mismo ancho, hacer las particiones de la tarta con exactitud, colocarlas rectas, equidistantes y que no se deformen ya es otra historia.

Hoy intentamos contaros de que manera lo hacemos nosotros. Es sencillo y muy práctico y da un acabado perfecto.

Primero para poder conocer la cantidad de tiras a realizar, y su distribución así como el ancho del que las cortaremos utilizaremos un tapete de división de tartas colocaremos nuestra tarta en el centro.  Si no tenemos un tapete podemos construir uno en una cartulina, marcando el centro y realizando tantos dobleces como divisiones queramos.

Luego buscaremos las líneas que son más gruesas, y partiremos de ahí decidiendo en cuanta partes vamos a dividir nuestra tarta para colocar las rayas.

Con una escuadra buscamos todas las veces que se repite el número de particiones elegidas y hacemos presión sobre la tarta para dejar la marca completamente vertical y en el sitio exacto.

Podemos ver como se notan las marcas donde colocaremos las rayas.

Ayudándonos de un cortador de tiras con el ancho deseado (cuidado, debemos tener en cuenta que hemos marcado los ejes centrales de las rayas en la tarta) Cortamos tantas tiras como necesitemos. Este cortador de tiras funciona perfecto para hacerlas todas iguales y cuenta con diferentes piezas para regular el ancho de las tiras. Nota: no ajustes mucho la tuerca que cierra el cortador, ya que eso evitará que rueden las arandelas de corte y no dará un buen acabado. No olvidéis poner CMC al fondant para que las tiras conserven su forma y no se estiren al colocarlas.

Colocamos una por una haciendo coincidir el centro de la tira con la marca realizada en la tarta. En este caso y para evitar que se manche el fondant de la base, pondremos el pegamento con un pincel en la línea marcada.

Si te gusta el pergamino que lleva el nombre en la tarta puedes ver cómo se hace aquí.

Esperamos que os resulte muy útil el sistema y os queden tartas perfectamente simétricas.