Valdemoro 918952309 - Las Rosas 913130873 - Whatsapp 607749870 info@dulcesilusiones.es

Casi el 100% de nuestras tartas llevan de base un disco de poliespán de 15 mm de altura por el diámetro necesario para que la tarta quede bonita.

Utilizamos poliespán porque es liviano, sencillo de trabajar con él, pero principalmente utilizamos poliespán porque podemos integrarlo a la decoración de la tarta. Podemos pinchar decoración, letras, modelados y un sinfín de cosas.

Por ese mismo motivo ese poliepán lo forramos con fondant, el mismo fondant que utilizamos para decorar la tarta. De esta manera siempre el color será el necesario para la composición y el diseño elegido y además tenemos la posibilidad de texturizarlo, pintarlo, marcarlo etc…

Hoy os enseñamos como forramos esas bases de poliespán:

 1 base de poliespán del diámetro necesario

  • Fondant del color deseado
  • Rodillo
  • Una hoja de papel de horno
  • Cinta de 16 mm de ancho (El perímetro de la base más 2 cm)

Estiramos el fondant bastante fino, recordar que la superficie del poliespan es lisa y no necesitamos tapar imperfecciones. Salvo que vayamos a texturizar que entonces tendremos que forrar más grueso. Comprobamos que la cantidad y tamaño estirado alcanzan para cubrirla, colocando la base sobre el fondant.

Primero humedecemos con agua la superficie de la base. Con el rodillo cogemos el fondant estirado y forramos la base como si de una tarta se tratase: extendiendo por toda la superficie el fondant.

Para realizar un corte perfecto ya que no forramos los laterales porque de lo contrario sería imposible de manipular. Ponemos una hoja de papel de horno encima del fondant y con cuidado lo volteamos sobre la mesa de trabajo.

Con una herramienta de corte, evitaremos utilizar cuchillos o herramientas muy filosas porque de lo contrario cortaremos el poliespán también y solo queremos cortar el fondant. Repasamos todo el borde y cortamos al filo de la base.

Con cuidado retiraremos todo el excedente comprobando que el corte es limpio y no han quedado restos por el lateral de la base. Aún seguimos teniendo la base volteada y el fondant hacia la mesa. Pasamos la mano por debajo del papel de horno y volvemos a voltearla para ponerla del derecho.

Una vez terminada de forrar utilizaremos la cinta de 16 mm, utilizamos esta cinta porque es 1 mm más gruesa que nuestra base y así logramos que llegue hasta el fondant. Superponemos los 2 cm que hemos cortado extras de cinta y o bien pegamos con pegamento o bien sostenemos con una alfiler de cabeza. Y tenemos nuestra base preparada para colocar encima la tarta.

×
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?