Valdemoro 918952309 - Las Rosas 913130873 - Whatsapp 607749870 info@dulcesilusiones.es

 

Para que el fondant pegue bien y no aparezcan burbujas luego, debemos humedecer con un pincel y agua bien caliente toda la superficie de la tarta. La mejor manera es apoyando la brocha suavemente y girando la base giratoria. De esa manera esparcimos el agua uniformemente. Utilizaremos siempre un pincel de pastelería que no suelte pelos.

Engrasaremos la mesa antes de comenzar. Amasaremos el fondant, y lo estiraremos. Siempre de lado a lado, utilizando las manos y hasta el antebrazo. Sin que el rodillo se baje del fondant  a la mesa para que este regular. Y sin voltearlo como una pizza, siempre utilizaremos el mismo lado.

Colocando el rodillo en el centro de lo estirado, doblaremos a la mitad e iremos sobre la tarta. Desenrollaremos el fondant sobre la tarta sin apoyarnos en ella, y comprobaremos que quede cubierta completamente. Cuanto más justos vayamos más difícil será, es preferible siempre ir holgados con la cantidad de fondant.

Primero pasaremos la palma de la mano por la superficie y un alisador, para que no quede ninguna burbuja. Luego debemos inmediatamente acomodar el borde. Es lo primero que suele secar y romper. Lo haremos utilizando la parte interior de nuestra mano, sin clavar los dedos, acompañando todo el borde de la tarta.

Una vez tenemos la superficie y el borde vamos poco a poco bajando por todo el lateral acomodando el fondant como si de una tela se tratase. Lo haremos abriendo los pliegues con los dedos. No hace falta hacer toda la altura de una sola vez, puedes hacer la mitad todo alrededor y luego acabar la siguiente mitad, te costara menos acomodarlo.

Y poco a poco completaremos el lateral hasta llegar al borde inferior de la tarta. Nunca presiones ningún pliegue sin acomodarlo primero porque ya no tendrá solución.

Una vez acomodamos todos los laterales utilizaremos el alisador en posición vertical para asegurarnos que todos los bordes inferiores estén completamente pegados a la tarta.

Para evitar cortar mal el borde inferior utilizaremos el siguiente truco: empujaremos con la yema de los dedos el fondant hacia la tarta, y entonces veremos cómo sólo aparece el ángulo exacto por donde deberemos cortar. Cortaremos con un cuchillo con filo y con la hoja paralela a la tarta para que el corte sea exactamente en el borde.

Por muy limpio que trabajemos, es inevitable que el fondant se manche. Por lo que una vez cortado el borde, volvemos a realizar otro corte a 1/2cm del primero, con la herramienta que prefiráis. De esa forma el fondant que retiremos está completamente limpio. Y el otro podemos utilizarlo para la decoración de la misma tarta.

Para un mejor acabado y no dejar nuestros dedos marcados utilizaremos dos alisadores, uno en posición horizontal y otro en vertical. Iremos pasando ambos por toda la tarta haciendo una leve presión para borrar cualquier marca que haya quedado al forrarla.

×
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?