Valdemoro 918952309 - Las Rosas 913130873 - Whatsapp 607749870 info@dulcesilusiones.es

Conciliar y Emprender  

Se me hacía muy difícil leer juntas las palabras conciliar y emprender en la misma frase. Sobra decir que cuando emprendes dedicas muchas, muchísimas más horas que las que dedicabas a tu vida profesional por cuenta ajena.

Por cuenta ajena, a la hora que tocaba (cuando se podía, claro está) salías por la puerta y normalmente dejabas todo ahí, prisas, obligaciones, estrés, etc…

El día que decides el camino de ser tu propia jefa todo eso va contigo a donde vayas y cuesta mucho, muchísimo separar. La vida profesional y personal comienza a mezclarse. Tu correo electrónico va en tu bolso, y tu Whatsapp sin quererlo se convierte en “cuenta de empresa”.

Pero conciliar no es irse a casa a las 3, o poder tener la posibilidad (aunque tengamos el derecho) de una reducción de jornada, o tele-trabajar cuando tu peque se pone malo… hace poco en una @cenasadivina con Laura Baena de @malasmadres (que por cierto estuvo INCREIBLE! como lo son estas dos mujeres, emprendedoras y conciliadoras como la copa de un pino) hablaba de que conciliar es LO QUE TE HAGA BIEN!,  lo que te ayude, lo que igual te haga sentir menos mala madre.

Y después de esa velada increíble, en la que tanto aprendes por escuchar la experiencia de la invitada en cuestión y la del resto de las invitadas, vuelves a casa y sigues analizando cómo lo has hecho tú, que has elegido y si esas elecciones y decisiones te hacen feliz, o si te acercan un poquito más a dónde realmente quieres estar.

Y yo he tenido muchos momentos, mejores y peores. Pero hoy con total certeza os puedo decir que emprender puede ser conciliar:

  • Porque yo elijo mi horario de trabajo, elijo igual no trabajar una mañana en la que mi pequeño se puso malo (aún sabiendo que luego la noche será larga haciendo lo que dejé pendiente)
  • Yo elijo estar cada fiesta de fin de curso, baile, actividad etc… porque no tengo nadie que me  mire mal si me pido el día, o si ese día llego una hora más tarde.
  • Yo elegí quitarlos del comedor a los tres, para que ese rato a medio día, todos alrededor de la mesa podamos compartir cómo fue nuestra mañana.
  • Porque mis hijos entran o salen de mi trabajo como si fuera también su casa
  • Porque puedo llevarme muchas veces trabajo a casa y hacerlo mientras ellos hacen los deberes.
  • Yo elijo graduar cuanto trabajo acepto y donde pongo el freno para poder disfrutar de ellos y de mi casa.

Ahora, como mi propia jefa, y jefa de otras madres también tengo una obligación, y esa obligación es tratar de ayudar y favorecer a que las demás también concilien y espero de corazón estar haciéndolo bien y empezando a cambiar este mundo en el que vivimos.

Se puede ser una excelente profesional (por cuenta ajena y propia), se puede crecer y ascender y es totalmente compatible con ser madre!!! Porque si bien, hay una prioridad en nuestra vida que está por encima de todo, la maternidad también nos da recursos infinitos físicos e intelectuales… porque quién no se sintió que le han crecido más brazos cuando ha tenido un hijo, dos o tres.

Fácil, no es… como nada que merezca la pena en la vida. Pero se puede ser feliz, haciendo lo que amas y siendo madre.

Que nadie te engañe diciéndote lo contrario.

besos, Natalia.

 

 

 

 

×
Hola!

Somos una empresa dedicada a la elaboración, formación y venta de todo lo relacionado con la Repostería Creativa estamos en Madrid y Valdemoro (España)

En los diferentes apartados de nuestra web tienes toda la información sobre nuestras tiendas, tienda online y cursos.

Si tienes alguna otra consulta relacionada en la que podamos ayudarte, puedes escribirnos por aquí.