Valdemoro 918 952 309 - Las Rosas 913 130 873 info@dulcesilusiones.es

Tartas Fondant en nevera

Si quisiéramos buscar uno de los temas con más discrepancias entre las personas que nos dedicamos a hacer repostería creativa, sin duda éste sería uno de ellos.

¿Puedo o debo guardar una tarta decorada con fondant en la nevera? ¿Es totalmente necesario? ¿Qué puede ocurrir si lo hago? Son sólo algunas de las muchas preguntas que surgen en el momento de realizarla. Y de la mano puede ir la pregunta ¿Qué tipos de rellenos se pueden utilizar?

Intentamos como siempre, desde el punto de vista de nuestra experiencia y de lo que a nosotros nos funciona, responderos esas preguntas.

¿Qué tipos de rellenos puedo utilizar en una tarta fondant?

Pues yo te diría que prácticamente cualquiera que sea consistente.  Es decir, no usaría jamás un merengue. Pero sí he utilizado nata montada, crema pastelera, trufa, queso, y muchísimos rellenos que mucha gente prohíbe porque son “de nevera”. Que estoy afirmando con esto, que nosotros metemos las tartas decoradas con fondant en la nevera (espero que ahora mismo nadie se esté llevando las manos a la cabeza, de momento jamás se nos ha estropeado ninguna y esperamos que así siga) Podéis ver las técnicas de cómo rellenar con esos tipos de rellenos aquí: Rellenar tarta fondant

¿Puedo guardar una tarta fondant en la nevera?

Definitivamente SI, sí se puede y según el tipo de relleno, no sólo se puede sino que se DEBE guardar en la nevera para que ese relleno llegue en perfectas condiciones al momento de servir la tarta.

¿Debe ser la nevera “no frost” para poder hacerlo?

He oído mucho por ahí en estos años que para poder hacerlo, la nevera debe ser “no frost” y os desvelo otro misterio… no tiene absolutamente nada que ver. Se puede meter una tarta con fondant en una nevera normalita de toda la vida.

¿Qué ocurre si guardo la tarta en la nevera?

Lo que puede ocurrir si guardo la tarta en la nevera es que al sacarla, por el cambio de temperatura y condiciones la tarta sude y se condensen gotitas en la superficie del fondant, sobre todo si estoy en una ciudad húmeda.  ¿Qué debo hacer si ocurre? Absolutamente NADA, es más… cualquier cosa que hagas puede estropearla. Simplemente deja reposar la tarta y sola se irá secando y atemperando. ¡CUIDADO!: si lleva nata, la sacaremos en el momento de servirla y no antes (no os preocupéis, que para cuando llegue a condensar ya no quedan rastros de la tarta).

¿Puedo evitar de alguna manera esa condensación?

Un truco al que solemos recurrir es guardar la tarta en una caja de cartón, cuanto más grueso mejor. Eso evitará que se humedezca y condense.

¿En qué momento debo sacar la tarta de la nevera?

Como comentaba antes, una tarta de nata o pastelera la sacaré de la nevera en el momento de servirla. Pero por ejemplo una tarta con ganache de chocolate o swiss merengue, lo ideal es al menos una hora antes (el tiempo dependerá de la temperatura ambiente y la época del año) para que el relleno se atempere y no este duro… ya sabéis que el chocolate por ejemplo frío sabe menos que a temperatura ambiente. Al igual que las cremas con mantequilla, se quedan demasiado rígidas de nevera y no se aprecia tanto el sabor.

Con todo esto os aseguro que se puede hacer tartas de Red Velvet o Zanahoria decoradas con fondant, incluso una Selva Negra. No están tan enfrentadas la repostería creativa y la tradicional como mucha gente cree y para todo siempre suele haber una solución.

Esperamos como siempre que nuestra experiencia os sirva y que nos contéis vuestros resultados.

Tartas Fondant en nevera

En esta foto podéis ver como después de un día en la nevera, la tarta estaba perfectamente (y para la pregunta que os estáis haciendo… SI, suelto guardar la tarta totalmente acabada, incluso con las figuras puestas)